miércoles, 6 de abril de 2016

La solución a los problemas del mundo es una llave allen

Hace tiempo, en plena efervescencia de ese perfil profesional, alertaba en el diario El Mundo de los "community managers graciosos". Pero hay veces en las que esas escépticas comillas no se justifican porque los profesionales de las redes sociales son genuinamente ingeniosos, e interactúan en sus perfiles con un tono que, no solo no perjudica a su marca, sino que la refuerzan.

Me sucedió hace días en Twitter y, como me hizo gracia, aquí reproduzco esta experiencia que, además de reforzar mi fe en la comunicación digital,  me permite albergar esperanzas sobre el futuro de este mundo tan desvencijado.  La solución se reduce a apretar alguna tuerca con una o dos llaves allen.

Eso sí, como apuntaba una tuitera, esta labor es responsabilidad de todos.
 

En las redes se aprende.

No hay comentarios:

Publicar un comentario