martes, 30 de septiembre de 2014

La confianza en las marcas influye en el valor que los españoles dan a sus datos personales



Los consumidores españoles valoran el conjunto de datos personales que proporcionan a las marcas en 167,9 euros si se los ofrecen a una marca con la que están familiarizados mientras que esa cantidad aumenta hasta los 232,72 euros si no han interactuado antes con la marca. De media, el valor que se da a cada dato en el primer caso es de 15,27 euros mientras que en el segundo es de 17,90 euros.

A la vista del valor que los consumidores dan a esta información, las compañías deberían equilibrar su uso con los servicios que ofrecen a cambio y apuntalar la confianza que inspiran a sus clientes a través de políticas de transparencia en el uso de datos personales.

Estos datos se han extraído del estudio europeo The Future of Digital Trust, cuyas conclusiones se han hecho públicas hoy. Podéis acceder a él haciendo click sobre la imagen.

https://drive.google.com/file/d/0B_81b9L6L16tWTdJZmtaRnRHTjg/edit?usp=sharing

martes, 23 de septiembre de 2014

La empresa sin comunicación está desnuda


Este cuadro de Alfonso Fernández llegó a mí a través de Semíramis González, que compartió la imagen en Twitter. La publico aquí porque, desconociendo las intenciones del autor, del que nada sé, me parece que ilustra bien cómo se puede encontrar una empresa que no apuesta por una gestión inteligente de la comunicación.

Desnuda, expuesta a las miradas ajenas, sin respuestas en medio de una turbamulta de públicos inquisitivos –solo algunos de ellos periodistas-; asustada, incapaz de decidir sobre su propia imagen, vulnerable.

Por ello este breve post no va dirigido a profesionales de la comunicación, sino a directivos con otros perfiles que siguen preguntándose sobre la importancia y la rentabilidad de dicha actividad en el seno de las organizaciones. Solo un consejo para ellos: exploren en Twitter el “hashtag” #WPRF2014 que ha agrupado las conversaciones desarrolladas en el marco del congreso mundial de comunicadores que se ha celebrado en Madrid.  
 
Y luego observen a la mujer del cuadro y piensen que podría ser cualquiera de ustedes.

Stephen Shore, la Fundación Mapfre y la comunicación de 37 grados



De nuevo, una institución cultural tiene a bien invitarme a una visita privada organizada para “prescriptores  de opinión” algo que agradezco pues sirve para orear mis neuronas, conectadas a duras penas entre sí pero muy ancladas en el terreno de la tecnología, a veces tan fría. Por contraste,  disfruté del calor que me produjo la contemplación de la obra del gran fotógrafo Stephen Shore, en la Fundación Mapfre, así como de la cálida relación con el equipo de comunicación que organizó la visita. 

Atención SPOILER: Si queréis ahorraros las disgresiones y leer algo más interesante, al final de este post analizo, más en profundidad, la estrategia web y de redes del área de Cultura de la Fundación Mapfre

Sigo. Como ya comenté tras una experiencia similar en La Fundación Thyssen, no soy experto en arte así que os ahorro las obviedades que podría escribir y se resumirían en una palabra: “Mola”. Para evitar la nadería, os recomiendo, por ejemplo, las críticas de Peio H. Riaño en El Confidencial o Prado Campos en eldiario.es.

En lo que se refiere a la comunicación, estos contactos con profesionales y entornos tan diferentes a los que sirven como escenario a mi actividad habitual, resultan estimulantes y enriquecedores. Siempre es positivo salir de nuestra burbuja -laboral, personal, etc..- y escuchar otras voces.

Nada más llegar me llamó la atención, por ejemplo, el panel situado a la entrada del espacio expositivo, tan primitivo, tan ajeno a la revolución tecnológica en la que estamos inmersos y que forma parte de mi realidad cotidiana..pero seguro que aún eficaz. Y, de nuevo, cálido.

"Hashtags" y códigos QR –también presentes en este tablón- pasaron a un segundo plano cuando Paula Susaeta, directora de proyectos web y social media, explicó a los asistentes el sentido de esta iniciativa, que trata de integrar los mundos on y off line, y nos invitó a colgar una nota tras la visita. Transmitía entusiasmo y genuino interés por conocer nuestra opinión y, más allá, la de los visitantes anónimos que, a buen seguro, desfilarán por la muestra.

La hospitalidad, conocimiento de la obra del autor y predisposición al diálogo de los que hicieron gala, durante la visita, tanto Paula Susaeta como su compañera María Rosón, fueron ejemplares. Comunicación de proximidad, a 37 grados, la temperatura del cuerpo humano.

Al finalizar la visita guiada, se despidieron de los asistentes con familiaridad y obsequiándonos con un catálogo impreso de la obra del autor. En papel de gran calidad, satinado y con adecuado gramaje, un material que al roce con los dedos produce -¿lo adivinan?- calor. 

Y con esa sensación térmica salí al exterior y paseé por Madrid con mi hermano Juan Pablo –que, entre otras cosas, es fotógrafo y tomó esta serie de imágenes de la visita-.

Poco a poco, llega el otoño a la ciudad y los cuerpos se destemplan y se tornan indefensos ante virus, bacterias y demás amenazas a la salud que, a falta de dinero, tanto valoramos. Así que, tras una temporada frecuentando esquinas ahora buscamos refugio en rincones, en brazos, en mantas y.. en cultura. Pues no hay mejor techo bajo el que resguardarse de este temporal de grosera superficialidad, de inclemente materialismo.

Y por ello hay que agradecer su labor a la Fundación Mapfre y a su excelente equipo de comunicación y recomendar la visita a la exposición de Stephen Shore, un fotógrafo indie antes de que existiera lo indie.

Y ahora extendámonos sobre el sentido de estas visitas con "influencers" y la estrategia de comunicación on y off de la Fundación Mapfre.

Las visitas constituyen una práctica que la Fundación lleva desde el pequeño departamento de Web y Redes,  integrado en exposiciones, en el Área de Cultura.  Pablo Jiménez Burillo, el director de este área es alguien interesado por la tecnología y sus consecuencias.

Comenzaron  con las visitas a Lewis Hine y Odilon Redon y tuvieron dos asistentes a la primera. Desde entonces hasta ahora se ha creado un vínculo con influencers basado en la relación directa, ya que son otra plataforma más de comunicación y difusión, y de alguna manera son el futuro en el presente.

En principio, eligen a los asistentes de una manera orgánica, rebuscando en redes y llegando de uno a otro. En ocasiones también han tenido ayuda externa. Si bien seguidores, klout, la existencia o no de un blog y nivel de actividad les sirven para calibrar la influencia de alguien, el tema de la calidad de su voz y de la constancia les interesa mucho.

La importancia de este tipo de comunicación para la entidad ya está fuera de toda cuestión, es una acción más que realiza de forma cotidiana. Cuenta con esta comunidad en acciones concretas como la celebración de sus 20.000 fans en FB y los 10.000 en twitter.

Su objetivo es integrar el on-line con el off-line, de ahí iniciativas como las pizarras en sala, de la cuales algunos comentarios pasarán a redes. Quieren traer al público a las salas, crear una comunidad sólida en redes, e incitar a la conversación. 

Se basan en lo que llaman una estrategia 360º,  pensar-comunicar-compartir. La reflexión como primera acción está en el origen de la estrategia: ¿qué contar y cómo contarlo?

El objetivo es unir la actividad off-line y on-line creando una estructura coherente caracterizada por su contenido de calidad  y que pueda, de manera simultánea, complementar la visita a nuestras salas (off line), llevar a sus seguidores on line a las visitas físicas, y permitir que aquellos que no puedan tener la experiencia off line vivan una experiencia virtual igual de rica. 

Foto de @via_di_uscita
Las apps FM Cultura y FM Cultura HD presentan una completa agenda de actividades hasta ahora en IOS y a partir del 26-28/09 estarán disponibles también en Android, y se podrán adquirir las audioguías a través de las mismas.  

Dibujos del SXX es un app ya disponible para IOS (solo ipad) desde junio de 2012 en castellano,  y desde diciembre de 2013 también en inglés. En ella se puede disfrutar de una cuidada selección de dibujos de la colección, que se actualiza anualmente de acuerdo a las nuevas adquisiciones. Ambas apps son gratuitas.

La actividad de la Fundación en redes sociales implica dinámicas y concursos para sus seguidores, buscando incrementar el diálogo y el debate, en aras de obtener un gran nivel de implicación de la comunidad. 

Esta comunidad crece de manera estable: con casi 40.000 fans en Facebook y por encima de 14.000 seguidores en Twitter,  en enero de 2014 decidimos lanzar nuestro perfil de Instagram para enriquecer el contenido multimedia que lanzamos a través de Youtube, y poder contar un poco más del día a día de FM. De nuevo el objetivo es crear nuevas vías de comunicación y modos de compartir.

viernes, 19 de septiembre de 2014

"Sálvame" y la ardilla que cruza España saltando sobre intelectuales

Llegan nuevos tiempos a la comunicación política -ya veremos si también a la política- y el respetable se muestra sorprendido cuando no indignado con las nuevas formas que adopta el mensaje político en su afán por conectar con un ciudadano desencantado. Aquí ya hablamos del caso Podemos y toca referirse ahora al nuevo tono de comunicación que ha aportado un equipo dirigido por Verónica Fumaral a Pedro Sánchez, secretario general del PSOE.  

Ya veremos qué resultados obtienen en intención de voto pero, por el momento, la llamada en directo al popular programa Sálvame y su participación en el no menos exitoso espacio El Hormiguero han desencadenado un aluvión de críticas, tanto en el entorno analógico como digital, cuyo sentido a mí se me escapa. 

Como si acudir donde está la gente no fuera obligación de los políticos y tuvieran que limitar en sus comparecencias mediáticas a entrevistas, tertulias o debates. O puede que la única medida para valorar de forma positiva el acercamiento del político a sus potenciales votantes venga dada por los 140 caracteres de Twitter. 

Y así vemos que los mismos que critican esta imagen por fría y alejada de la ciudadanía..
 ..critican esta otra por demasiado "populista":


Quizás una ardilla pueda cruzar España de norte a sur saltando sobre cabezas de intelectuales o, quizás, como afirma el veterano consultor de comunicación política Luis Arroyo, sean tiempos de audacia, y más en el caso de una formación que debe recuperar mucho terreno perdido. 

En todo caso, desde el punto de vista de la comunicación y sea cual sea la opinión de cada cual, es un tema interesante a seguir. Así que sigámoslo.

#WPRF2014: Comunicar con conciencia para poder comunicar con ciencia

Se celebra en Madrid lo que José Manuel Velasco, Presidente de la Asociación de Directivos de Comunicación (Dircom) denomina, con buen tino, los Juegos Olímpicos de los comunicadores. Del 21 al 23 de septiembre la ciudad acogerá, en el World Public Relations Forum, a algunos de los más preclaros exponentes de un oficio que, a pesar de su incontestable y creciente importancia, sigue a la búsqueda de su lugar bajo el sol en las cumbres más elevadas de los comités de dirección de las organizaciones.
http://www.worldprforum.com/es/
En esas cumbres, a menudo, el comunicador se ve abocado al papel de porteador o a lo sumo guía, y solo en raras ocasiones alcanza la gloria hundiendo la bandera en la cima.  Una gloria que suele estar reservada a otros profesionales especializados en labores de efectos  más “tangibles”, medibles, previsibles..como si existiera algo así.

El caso es que, más allá de recomendar la cita a todas las personas interesadas en este asunto, quiero destacar el gran acierto de los organizadores a la hora de elegir el lema del congreso: “Comunicación con conciencia”. Porque de la ciencia de la comunicación se habla profusamente –solo hace falta hacer una búsqueda en internet, donde abundan aprendices de brujo que anuncian a los cuatro vientos virtuales sus bálsamos de Fierabrás para solventar cualquier dolencia comunicacional- pero de la conciencia, de los valores, se habla poco.

Y en tiempos necios en los que se confunde valor con precio, es importante que este colectivo profesional –el de dircoms, pero también el del resto de trabajadores de la comunicación- apueste por participar de un nuevo clima social y político que se asoma a la ventana de las organizaciones y que cada vez tendrá más consecuencias económicas. Para ver ese más allá hay que dejar de mirarse en el espejo del conformismo y levantar la vista al horizonte con el ánimo sincero de recorrer el camino hacia él. Si el dircom no ve está oportunidad es que está ciego o finge su somnolencia.

Este último párrafo no es mío sino de José Manuel Velasco, en cuyo haber hay que apuntar el éxito seguro de este evento y que, además de excelente comunicador, es montañero. De los que han alcanzado múltiples cimas y no se conforman con quedarse fuera de las fotografía cuando hay que retratar una hazaña en la montaña. Sirva este modesto post como homenaje a él y a su equipo, a los que hay que agradecer que se hayan decidido a escalar tan difícil cumbre, liderando la cordada de los que buscamos nuevos paisajes para la comunicación.