lunes, 12 de noviembre de 2012

Viaje de ida y vuelta hacia un futuro posible de la comunicación

Proyectémonos durante unos instantes hacia el futuro..

La prensa ha reducido su difusión hasta convertirse en un artículo casi de lujo destinado a élites. Mientras, su proyección online ofrece información genérica gratuita (fueron inútiles los intentos de cobro) realizada por redacciones de bajo coste. Frente al texto, lo audiovisual se impone como vía más eficaz para lograr audiencias monetizables a través de la publicidad. 

La información en televisión y radio ha perdido terreno frente a contenidos triviales en los que estos soportes se apoyan para captar la declinante inversión publicitaria que, por otro lado, es la única posibilidad que tienen las empresas de aparecer en estos medios. 

Mientras tanto, en internet la información fluye de forma torrencial a través de las redes sociales y sólo algunos micromedios y líderes de opinión han conseguido la credibilidad suficiente para ser reconocidos como filtros válidos en un entorno cáotico, definitivamente móvil y social.

Las empresas han desviado su inversión publicitaria a la construcción de sus propias plataformas de creación y difusión de información, en los que equipos de redactores trabajan para entornos multipantalla. Ofrecen contenidos relacionados con el ecosistema que define los valores de cada marca en una dura competencia por captar la atención y la adhesión de los internautas, todos ellos potenciales clientes y prescriptores. 

..y ahora regresemos al presente, observemos la evolución de nuestro entorno y pensemos que la proyección anterior es absurda. Sonriamos como si nada estuviera pasando. Disfrutemos del café mientras dure, sin pensar en otros futuros posibles.


No hay comentarios:

Publicar un comentario