jueves, 11 de junio de 2015

¿Quiere hundir Apple a la prensa?



Wolfgang Blau, director de estrategia digital del diario The Guardian tuiteaba este artículo de NiemanLab con el comentario: “si dependes de los ingresos publicitarios del móvil no leas esto antes de irte a la cama”. Y es que esta frase, deslizada por Apple en la documentación sobre sus últimas novedades, puede tener consecuencias importantes para los medios: Adblocking is coming to the iPhone with iOS 9.
 

Aquí ya hemos hablado del peligro que supone la tendencia creciente en el uso de bloqueadores de anuncios para las maltrechas cuentas de los medios, pero este anuncio de Apple puede hacer que cunda el pánico donde antes solo había ligera preocupación frente a una tendencia que aún está lejos de ser masiva.

Hoy, Safari es el navegador utilizado por el 53% de móviles y tabletas en EE.UU y, en España, por el 28%. Sin embargo, más allá de su uso en términos cuantitativos, todos conocemos la capacidad de la empresa de Cupertino para convertir sus ocurrencias en nuevos estándares globalmente adoptados.



“Pero esto solo lo utilizarán usuarios minoritarios, de esos raritos que están todo el día cacharreando”. Puede ser, aunque la versión de escritorio de Safari permite actualmente una variedad de extensiones personalizadas, y la más popular se llama.. AdBlock. 

Entonces, ¿Apple quiere asfixiar a los medios? Quizás solo quiera hacer daño a su rival Google, que disfruta de más del 90% de los ingresos por publicidad online, acaparando la mitad de los ingresos globales por anuncios en el móvil. Lo malo es que, en esta guerra entre gigantes por hacerse con el pastel publicitario, los medios –tan pequeños- pueden ser las víctimas de los daños colaterales. 

Pero no seamos malpensados, al fin y al cabo también anunció la nueva aplicación News que promete un mayor alcance a los medios y una nueva vía de ingresos, a través de iAd, con el clásico esquema del 30–70.

Apple, Google, Facebook...nunca hubo intermediarios tan poderosos como en esta llamada sociedad de la desintermediación.

Podéis enriquecer esta información leyendo a Enrique Dans pero, como yo soy raro,  me quedo con este comentario de Julio Alonso al texto de Enrique:

Mar de tiburones.

1 comentario: