viernes, 24 de abril de 2015

"Ad blockers": ¿un nuevo crepúsculo de los dioses de la Prensa?

“¡Mire a los ejecutivos! Han matado a todos los ídolos, a Fairbanks, a Gilbert, a Valentino. ¿A quién tenemos ahora? A unos don nadie”. Esta frase, que pronuncia el personaje de Norma Desmond en la extraordinaria película "El crepúsculo de los dioses", me recuerda los comentarios de muchas personas preocupadas por el futuro del periodismo. Bueno, quien dice muchas, dice algunas, porque tampoco veo en las calles a la gente discutiendo sobre esta cuestión.


Igual que la vieja estrella del cine mudo, los nostálgicos de un modelo de industria periodística que, poco a poco, se va disolviendo cual azucarillo en las aguas digitales, se resisten al cambio. O, lo que es peor, lo niegan. Hegel consideraba que la lectura de periódicos es la oración matinal del hombre moderno.. Pero, claro, hablamos de la modernidad de tiempos del filósofo alemán, al que dudo que hoy se pueda encontrar en un bar de “hipsters” hablando de bicicletas. 

En una reciente entrevista, Umberto Eco soltaba una frase que, quizás queriendo significar todo, no llega a significar nada: “Internet puede haber tomado el puesto del periodismo malo”. Por supuesto, se le olvidó a Eco definir qué es internet y qué es el periodismo, tanto el bueno como el malo, limitándose a hacer referencia a cabeceras que fueron –no sé si son- tótems de la profesión o figuras míticas como Indro Montanelli. 

En lo que se refiere a Internet, como tantos otros, Eco parece confundir el soporte con el contenido que soporta. Así, mete en el mismo saco al tuitero ocasional, que comparte oscuras conspiraciones para el dominio del planeta, a medios de información digitales, con tanta credibilidad como los de papel (qué absurdo es seguir haciendo estas distinciones) y de gran calidad, a blogs como éste que ustedes están leyendo o las versiones digitales de los medios de toda la vida. Y, pensando en estas cosas, se nos pasan los días.

http://www.ft.com/cms/s/2/c84a647e-d3af-11e4-99bd-00144feab7de.html#axzz3YCnmfkdy
Mientras tanto, un juez alemán considera legal al bloqueo de anuncios online y el mazazo con el que dictó sentencia retumba en todas las redacciones que en el mundo son.  Y no es para menos porque según un estudio de Adobe y PageFair, publicado el año pasado, "bloquear anuncios ha pasado de ser algo únicamente de early adopters y entusiastas de la tecnología para ser algo del público general". 

Según las estimaciones de dicho estudio, a mediados de 2014 ya había más de 144 millones de usuarios activos cada mes que utilizaban este tipo de complementos. Y la tendencia es creciente. 

Así que a lo mejor toca empezar a pensar en cómo desarrollar nuevos modelos publicitarios online menos intrusivos, más enriquecedores para el usuario, basados en contenidos y en acuerdos transparentes entre marcas y medios. 

Porque el "paywall" está ya descartado, ¿no?


No hay comentarios:

Publicar un comentario