viernes, 19 de septiembre de 2014

#WPRF2014: Comunicar con conciencia para poder comunicar con ciencia

Se celebra en Madrid lo que José Manuel Velasco, Presidente de la Asociación de Directivos de Comunicación (Dircom) denomina, con buen tino, los Juegos Olímpicos de los comunicadores. Del 21 al 23 de septiembre la ciudad acogerá, en el World Public Relations Forum, a algunos de los más preclaros exponentes de un oficio que, a pesar de su incontestable y creciente importancia, sigue a la búsqueda de su lugar bajo el sol en las cumbres más elevadas de los comités de dirección de las organizaciones.
http://www.worldprforum.com/es/
En esas cumbres, a menudo, el comunicador se ve abocado al papel de porteador o a lo sumo guía, y solo en raras ocasiones alcanza la gloria hundiendo la bandera en la cima.  Una gloria que suele estar reservada a otros profesionales especializados en labores de efectos  más “tangibles”, medibles, previsibles..como si existiera algo así.

El caso es que, más allá de recomendar la cita a todas las personas interesadas en este asunto, quiero destacar el gran acierto de los organizadores a la hora de elegir el lema del congreso: “Comunicación con conciencia”. Porque de la ciencia de la comunicación se habla profusamente –solo hace falta hacer una búsqueda en internet, donde abundan aprendices de brujo que anuncian a los cuatro vientos virtuales sus bálsamos de Fierabrás para solventar cualquier dolencia comunicacional- pero de la conciencia, de los valores, se habla poco.

Y en tiempos necios en los que se confunde valor con precio, es importante que este colectivo profesional –el de dircoms, pero también el del resto de trabajadores de la comunicación- apueste por participar de un nuevo clima social y político que se asoma a la ventana de las organizaciones y que cada vez tendrá más consecuencias económicas. Para ver ese más allá hay que dejar de mirarse en el espejo del conformismo y levantar la vista al horizonte con el ánimo sincero de recorrer el camino hacia él. Si el dircom no ve está oportunidad es que está ciego o finge su somnolencia.

Este último párrafo no es mío sino de José Manuel Velasco, en cuyo haber hay que apuntar el éxito seguro de este evento y que, además de excelente comunicador, es montañero. De los que han alcanzado múltiples cimas y no se conforman con quedarse fuera de las fotografía cuando hay que retratar una hazaña en la montaña. Sirva este modesto post como homenaje a él y a su equipo, a los que hay que agradecer que se hayan decidido a escalar tan difícil cumbre, liderando la cordada de los que buscamos nuevos paisajes para la comunicación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario