lunes, 20 de agosto de 2012

Gurús de la nada


Nada, no hay manera, no desfallecen. Lo mismo da que sea invierno que verano, que se celebren los Juegos Olímpicos o vuelva la Liga, que la economía española pueda ser rescatada o que deba ser rescatada.

Ellos siguen a lo suyo, aireando estudios sobre estrategias eficaces en Facebook, sobre 10 errores a tener en cuenta en Twitter, sobre cómo sacar el máximo partido a Youtube, sobre como hacerse oir en el desierto de Google+ o cualquier otro asunto que hayan podido rescatar del último rincón de internet donde acecha una ventana emergente con el mensaje “Game over”.

Son esos gurús de la nada, esos expertos en tuitear dogmas de fe de una religión de la que son sumos sacerdotes y sobre la que pontifican en cursos, congresos o cualquier reunión de amigos siempre que sea bautizada con la coletilla “&tweets”. Palabra mágica que puede sonar a música celestial a algún patrocinador despistado, posible socio capitalista de una orgía de egos regada con gin&tonics de autor (“la burbuja de la tónica no debe romperse sino llegar al fondo del vaso y, desde ahí, ascender por la copa para que se pueda degustar toda la paleta de aromas del combinado, aderezado con bayas de enebro y pepino..”).

Ellos son actores y público en esta representación teatral de una obra que escribieron otros y que han adaptado para el público español haciendo gala del buen inglés aprendido en su etapa universitaria en el extranjero o con la ayuda de Google Translator.

Estos gurús se muestran como personas unidimensionales, desinteresadas por su entorno, cautivos de un avatar con el que pretenden hacer fortuna en un mercado que se desinfla al mismo ritmo que las acciones de Facebook.

La entusiasta inmersión de sus seguidores en el mundo 2.0 les ha pillado de sorpresa. Así que, mientras siguen repitiendo los mismos discursos de hace años en salas cada vez más vacías, las redes ya formar parte de la rutina personal y laboral de millones de personas y empresas que no saben quién es Charlene Li ni qué demonios es el efecto Groundswell.

A estos egoistas les gusta el conocimiento compartido, pero mejor si eso significa retuitear el conocimiento de otros para, entre tuit y retuit, consolidar una marca personal aséptica, tan fría como la pantalla a la que dirigen la mirada para contemplar imágenes del cielo en la noche más hermosa.

Hablan de personas y conversaciones. Sin embargo, en un mundo que parece haber abandonado definitivamente sus sueños de libertad, igualdad y fraternidad no tienen opinión sobre nada que no afecte directamente a su negocio. El último estudio sobre la necesidad de que las empresas tengan presencia en redes sociales (informe que suele ser elaborado por los mismos que ponen precio a dicha presencia) es siempre más interesante que el efecto de la crisis económica sobre eso que dimos en llamar Estado del bienestar.

La enésima actualización de no sé qué programilla para su smartphone es más tuiteable que el número de familias españolas que se enfrentan a la pobreza cara a cara tras haber vivido “por encima de sus posibilidades”, según dicen ahora los que definieron esas posibilidades. La nueva aplicación educativa de la empresa de la fruta a medio comer importa más que el futuro de la educación que se imparte en nuestras escuelas.

La vida mancha y ellos son expertos en no dejar huellas que les puedan incriminar, no sea que pierdan puntos en Klout. Su coartada es el futuro, un futuro que en su caso apesta a pasado.

Diálogo de la película “Un, dos, Tres” de Billy Wilder:

C.R. MacNamara: Sólo entre nosotros, Schlemmer, ¿qué hizo durante la guerra?
Schlemmer: Trabajaba en un subterráneo.
C.R. MacNamara: ¿Luchaba con la resistencia?
Schlemmer: No, como conductor, usted sabe, en el metro.
C.R. MacNamara: Y por supuesto era usted anti-nazi y nunca le gustó Adolfo. 
Schlemmer: ¿Qué Adolfo?



75 comentarios:

  1. Bien tirado hasta que has llegado al final. Entiendo qué quieres hacer, y comparto tu crítica a la asepsia de una marca personal o empresarial eminentemente cobarde. Pero cuidado con la búsqueda de la trascendencia perpetua. Si cada tuit de nuestra vida fuese una reflexión sobre lo mal que está todo, no estaríamos haciendo ningún favor a nadie. Hasta en El Jueves están cansinos con la crisis. ¿Es EL TEMA? Sin duda. ¿Todo el mundo tiene que estar todo el tiempo hablando de cada pequeño aspecto? Mejor hacemos un Tony Scott. Prefiero a gente hablando sobre tecnología y sus posibilidades sobre la vida cotidiana a las personas que a la gente que habla sobre chorradas del corazón o que no se quita el fútbol de la boca. La gente no se lo cree, pero en la tecnología deberían estar nuestros ajustes, no en el sueldo de los educadores o médicos. Nómbrame un problema de este país y se me ocurren varias formas de resolverlo o aligerarlo por medio de la tecnología. Incluso algunas podrían pasar por las redes sociales. Cada cosa en su lugar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que David se refiere más bien a los vendedores de humo encantados de haberse conocido que generan expectativas falsas a fin de asegurarse el negocio a corto plazo. Por lo demás, coincido contigo en que la tecnología aplicada correctamente podría resolver/aligerar muchos problemas.

      Eliminar
  2. ¿Cómo discutirte las excelencias de la tecnología?. Lo que digo es que si las redes son personas, éstas son multidimensionales, con distintos focos de atención (que puede ser la política, la crisis o, en mi caso, también la ciencia o la literatura, o el cine o..). Y si no lo son, para mí tienen poco interés y, desde luego, difícilmente pueden ser tenidos en cuenta como líderes intelectuales de algo. Uno es uno y sus circunstancias, ya sabes. Para mí la tecnología tiene valor si amplifica y mejora las capacidades de las personas..pero si se utiliza sólo como excusa mercantil de algunos espabilados el valor se reduce.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué buenas percepciones y comentarios. Yo dejaré mi opinión aqui.Gracias David. Creo que son muy poquitos todavía los años que llevamos activos en sociedad digital, y es tanta la información y las personas que participan, que a mi parecer,antes hay que realizar un ejercicio intelectual (ay dios...ya estamos con el pensar..) para responderse a uno mismo... -vale, yo quiero participar, estar ahi, quiero mostrar quién soy, mis inquietudes, las cosas que sé o que puedo hacer...quiero valer. Y a cambio quiero una contrapartida, una respuesta, reflejo o reconocimiento (y si es bueno ya ni te cuento) pero ¿Dónde está mi sitio en el que yo soy válido y obtengo reconocimiento en sociedad digital? ¿Y cual es el camino hasta llegar a ese huequito? - y ahí viene el asunto y el problema, y es que, esta sociedad digital es un magma sin forma bien definida (aunque curiosamente ya con fronteras) y de imposible definición absoluta por el momento, el cual, hace hueco a "los gurús de nada" que se ven beneficiados por el sitio que les han brindado aquellos que no se han parado a pensar (y dale con el pensar..) que no hay guías espirituales ni autoridades intelectuales en este entorno (yo al menos no las reconozco por el momento). Uff..David, si el mundo 1.0 parece a veces ajeno a uno mismo como comentas en tu Bio..imaginate este...las Crónicas de Narnia. Abrazos para todos!

      Eliminar
    2. El mundo a veces es ajeno a uno mismo..pero aún más ajenos me resultan aquellos a los que todo les parece ajeno. Perdona por el trabalenguas:-) ..y muchísimas gracias por el comentario

      Eliminar
  3. No sé muy bien con cuál de los dos estoy de acuerdo. Lo cierto es que tiene una lógica aplastante que en Twitter se hable de Twitter, Redes Sociales, y todo lo aledaño a su ombligo. Por eso mismo, el que quiere hacer negocio con los entornos tecnológicos, debe dirigirse a quienes están en ese entorno tecnológico.

    Otra cosa muy distinta es su utilidad, su capacidad real de solucionar problemas para personas o empresas, o el negocio que pretendan llevar a cabo.

    También hay gurús de la jardinería, de la gastronomía y de todo... Lo que pasa es que las Redes Sociales dan mucho más impulso a quienes son gurús de estos entornos. Pero uno que compra, y otro que vende, lo habrá siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿No es consustancial a cada ámbito la reflexión sobre el mismo? David sabe de periodistas que pasan las horas muertas hablando sobre el futuro de periodistas. Por otro lado, a menudo me han venido bien esas reflexiones sobre "las mejores herramientas para equis" o "cómo hacer tal cosa". Mucho más grave que eso me parece la proliferación de cursos vacuos y carísimos de community management para incautos que podrían conseguir el mismo conocimiento de la cosa navegando en Google.

      Eliminar
  4. Está por ver qué peso tienen las redes sociales para gente como yo, que crea contenidos originales con fines periodísticos. Hay lacras evidentes, como el comentario sobre el titular y no sobre el fondo, o la incapacidad del medio para transmitir mensajes complejos o de cierta gente a la hora de entenderlos. Pero mi experiencia me dicta que los perfiles unidimensionales no son ni serán nunca los más populares. Coincido contigo en que la marca personal tiene tantas etiquetas como las personas, y siempre me he negado a aparecer como un robot. Pero creo que hay más gente que se comporta así y que ahí está el futuro de las redes sociales, al menos para los periodistas.

    ResponderEliminar
  5. De ahí este texto: hay que reivindicar a las personas frente a los robots (aunque sean de carne y hueso). Sobre todo porque esos supuestos gurús contradicen el mensaje por el que cobran: hablan de personas, de conversaciones, de diálogo abierto, de riesgo...y nada. Luego hay gurús de los buenos, y algunos son amigos. Raúl: me parece bien que vendan lo suyo (¿cómo no?) pero que sean consecuentes con lo que venden. por ejemplo, me parece cínico pedir a las empresas que se humanicen y que ellos hagan lo contrario. Ah, que si son así, entonces es q no interesan. Por lo menos a mí.

    ResponderEliminar
  6. El tiempo lo pone todo en su sitio, como bien dices, su futuro atufa a pasado.
    El estudio, el esfuerzo personal, la creatividad y la colaboración es lo que puede hacer que nuestro futuro ea menos negro. Como me decían las monjas (de las pocas cosas que les hice caso) "Obras son amores y no buenas razones" lo demás son como cantaba Nina "parole, parole,parole..."

    ResponderEliminar
  7. Este verano esta siendo el de "en Facebook no se vende".
    Se nos llenó la boca con el ROI; después los números nos salieron en "decenas" y ahora acabamos por concluir "no hombre, no, si estaba claro que esto era un tema de comunicación, RRPP, atención...". Ya, bueno, pero ¿de verdad que eso no lo estábamos viendo ya hace un año?

    ResponderEliminar
  8. Coñe. Me has dejado preocupado David. Lo digo porque yo sólo uso estas redes para cosas de currelo. Ya sabes que no hablo de redes, cursos o los mejores 10 trucos para incrementar el tráfico en tu web, pero me pongo igual de pesado con megahercios, fibras ópticas, cuotas de mercado y ADSLs. Y aunque, evidentemente, tengo ideología y opiniones, son mías y sólo para mi y para mis amigos, con una caña por medio. Mi personaje público, cuanto más aséptico, mejor. No se si eso me incluye en la categoría de robots que tu dices.

    ResponderEliminar
  9. Ignacio, por eso contestaba antes que hay gurús de los buenos que incluso son amigos..Aquí critico a un perfil muy determinado de personajes que, a mi modo de ver, encima restan espacio a personas que sí tienen algo interesante y nuevo que contar. Gente que no vive de hablar de las redes sino que utiliza las redes para hablar de lo que sabe, de lo que piensa, de lo que siente..No sólo y exclusivamente de lo que vende.

    ResponderEliminar
  10. Además, puestos a ello, a mí también me llaman a veces para q ejerza de gurú en cursos y conferencias. Pero como soy ateo no actúo como sacerdote del conocimiento teórico dospuntocérico. No me creo los dogmas de fe, tampoco en esto :-)

    ResponderEliminar
  11. ¡¡que provocador eres!! has tocado un tema complejo en pleno mes de agosto. Tiene mucho que comentar. hay mucha mezcla entre gurú(ezo que eh??), social media, comunicación, ROI, nubes, nubarrones, transformación, etc..., da para una comida, que ya tarda.... :-)

    ResponderEliminar
  12. Ya sabes que provocador es mi segundo nombre :-) Por menear un poco la higuera este verano. que estamos con la modorra de la siesta.

    ResponderEliminar
  13. Los hay peor que esos, que no dejan de ser unos pesaos, los hay más al estilo Enrique Dans, que se autoproclaman representantes de los internautas en las mesas de negociación cuando lo de la SGAE o que se pasan todo el día pontificando sobre lo humano y lo divino, acierten o no. Pero claro, supongo que tú hablas de otros.

    ResponderEliminar
  14. Prefiero no dar nombres, por elegancia y para dejar que vuele la imaginación del lector .-) Sólo una puntualización sobre el caso que dices de Enrique Dans, porque te lo puedo decir de primera mano: si te refieres a la reunión con la exministra Sinde, cuando lo de la famosa ley, le llamaron desde el ministerio, como a mí, para formar parte de esa llamada Lista de Sinde. Él lo explicó en su blog http://www.enriquedans.com/2009/12/una-reunion-sin-dialogo.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedo entender que a alguien hay que llamar, igual que estuvo creo Ignacio Escolar. ahí igual no he usado el mejor ejemplo, pero sobre todo me refiero a ese continuo pontificar y esa actitud de guru que para mi de forma paradigmática tiene Enrique Dans, con algunas afirmaciones que hace de tanto en tanto más que cuestionables. Yo entiendo que no des nombres perfectamente. Pero yo no lo he podido evitar :-)

      Eliminar
  15. Yo sí he entendido perfectamente el post y comparto la opinión de David.

    Abrazos desde mi retiro,
    J.Sanz

    ResponderEliminar
  16. Comparto la opinión pero también la de Uriondo...Me siento incapaz de ser trascendente en las redes, supongo que es una barrera mía personal. Lo cierto es que estos gurús han hecho mucho daño hasta el punto (y es real) de que conozco un CEO que ha basado su estrategia de ventas en facebook y twitter porque se ha elevado todo a una dimensión de paraíso de relación con los clientes que no es cierta para nada, pero él se lo ha creído...Y a pesar de que pasan los meses y sus ventas son un desierto, se sigue preguntando porque nadie compra lo suyo si tiene mil y pico tíos en el facebook. Nunca lo entendió, en fin..
    Go on David! Te seguimos leyendo!! Besos

    ResponderEliminar
  17. He de dar la razón tanto a David como a Uriondo, así como felicitaros por la entrada y los comentarios. Hay voluntad, se agradece.
    Me sumo al carro de la conversación, con dos cosillas.
    - No le veo mucho sentido a debatir cómo uno gestiona su marca, pues hay tantas fórmulas como marcas personales. Aunque sí, todos sabemos quienes son, y cansan. Una excesiva despersonalización de la marca personal es ridícula. Marcas asépticas, encerradas en "10 Trucos...", "9 claves" y "una biblia de...", marcas como números, como información, como datos, como una computadora...; marcas sin volumen, luego marcas sin valor. Todo un oxímoron.
    - Por otro lado, estoy totalmente de acuerdo con Uriondo en que la crisis y la solución de la misma pasan por la tecnología, mejor dicho, por las consecuencias que tiene la relación entre los humanos y las tecnologías con las que producen el mundo.

    Como dice A.N.Whitehead: "Los más notables avances de la civilización son procesos que casi aniquilan a las sociedades en cuyo seno se producen".

    Os comparto un artículo que creo que os puede interesar: "La transmedialidad, una nueva gramática para el sujeto complejo", Portal de Comunicación. http://portalcomunicacion.com/lecciones_det.asp?id=71

    ResponderEliminar
  18. La solución a mi modo de ver pasa por personas apoyadas en tecnologías. Si es que hay solución.

    ResponderEliminar
  19. En este post no pontifico porque, de hacerlo, sería otro de esos gurús que critico. Las redes son para las personas y éstas son muy diversas, tanto como susmintereses, deseos, ideas, pensamientos..Pero me parece incongruente estar dando la matraca todo el día sobre la humanización de, por ejemplo, las empresas en redes sociales y no aplicarse el cuento..Ejemplo práctico: reconociiento de errores, autocrítica.

    ResponderEliminar
  20. Poco a poco los pies al suelo. Gustazo saber que no soy el único que piensa así. Enhorabuena David!
    www.nachotomas.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Me encanta el subtítulo de tu blog: Contento de haber nacido.

      Eliminar
  21. Cof, cof, cof... Cuanto humo hay en los comentarios...

    ResponderEliminar
  22. Creo que la sobrepoblación de "Gurús" responde a la burbuja del 2.0 (que la hay, llegando a desvirtuar el concepto 2.0) mas la falta de oportunidades laborales que lleva a mucha gente a intentar hacerse un hueco en las redes, incluso a aprovecharse de los incautos vendiéndoles cursos.
    Como en todo hay buenos profesionales, los hay regulares y los hay arribistas. Por otra parte, no todo el mundo está preparado para escuchar a Charlene Li, algunos empresarios prefieren que vayas al grano y les digas directamente lo que tienen que hacer para obtener beneficios más rápido a través de las redes sociales, no les vayas con el intercambio de ideas y conocimientos porque te llamarán comunista o visionario.
    El tiempo terminará poniendo a cada uno en su sitio, lástima que en el camino hagan tanto ruido.
    Gracias por agitarnos, David. Un saludo

    ResponderEliminar
  23. A ti por tu interesante comentario a un post que tiene un punto de caricatura con intención provocadora, pero es que creo que hace falta poner un poco de mala leche en un ámbito que tiende a la autocomplacencia y a un discurso políticamente correcto que se vacía de contenido. A partir de ahí, que cada cual se gane la vida como pueda/quiera/sepa..si alguien le paga por ello..

    ResponderEliminar
  24. No le sobra ni una coma :-)
    Creo que todos podríamos aprender un poquito de este post.
    Salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Es al revés, yo estoy aprendiendo de vuestros comentarios

      Eliminar
  25. Completamente de acuerdo con tus planteamientos, David. Y sin ánimo de barrer para casa (de veras que no), al igual que te he planteado en alguna red, me ha encantado porque hace un mes escribí algo muy similar (con perdón) para el blog de Comunicación y Nuevos Medios (o sea, el que llevo como puedo :-P con David de Silva @amraxx), y luego me eché para atrás y lo dejé en el limbo. Súmale a eso una estúpida y agria polémica vivida este verano en un grupo de Facebook a propósito del post en el blog de una "conocida" del sector (lo de reconocida lo dejo en suspenso) criticando los cursos de CM. Causó tanto revuelo que al final también me sentí molesto con el celo corporativista y de linchamiento con el que se reaccionó. Buf. Corporativismos no. Son el parapeto de los egos mal curados. Con tu permiso, David, dejo aquí solo un párrafo del post que mandé a dormir el sueño de los justos. Y felicidades por tu valentía. Y por tu enfoque.

    Hoy, si lo hacemos con inteligencia, debemos estar con los mineros, con los maestros, con los funcionarios, con los policías que se niegan a cumplir órdenes arbitrarias (...) No son nuestros únicos “hogares” digitales, pero son también nuestros hogares. Además de nuestros amigos estupendos en estupendas cenas subidas al Instagram, de nuestras xDDD y nuestros hashtag #muyfan, de nuestras cuitas como beta testers, heavy users e early adopters, de nuestras invitaciones a eventos como “influencers”, de nuestro living in the cloud, de nuestras citas de fuentes que no citamos (y ya nos vale, colegas, que caemos A DIARIO en la práctica más #suciamedia), y en fin, de todas esas cosas que sí, que son muy chachipirulis y nos suben el ego, pero que para el resto de los mortales nos hacen ser… nadie.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  26. Por cierto, que el perfil de blogger con el que he comentado es el antiguo. Lo digo por referencias y tal ;-)))

    ResponderEliminar
  27. Lo cierto es que has retratado muy bien al perfil de esos gurus de Twitter, Facebook o cualquier otra red que pululan por el "ambiente", dicese de almas solitarias que forman parte de clubes selectos y se vanaglorian de ser sociales, eso si no les pidas que entablen conversación contigo en Twitter, una cosa es dar conferencias (con pasta de por medio) y otra muy distinta dedicarte un tiempo en su cuenta personal... bueno si eres otro del club seguro que si te hará caso.

    Enhorabuena por el post, me ha gustado mucho

    ResponderEliminar
  28. Y lo que nos vamos a reír cuando en España estalle la burbuja del social media gracias a esos 'iluminados' de la nada redundante que atentan contra la inteligencia (y que todos sabemos quiénes son pero yo no sigo). Magnífico post, una sobredosis de verdades.

    ResponderEliminar
  29. Me parece muy interesante el debate. Creo evidente que en Twitter hay gente que aporta mucho, otra que aporta menos y otra que solo se hace autopromoción... Pero si miro a mi propio perfil, veo que hay veces que aporto algo, otras que comento naderías y muchos debates interesantes que se me escapan.... Si me propongo aportar mucho sobre muchas cosas, modo 'todólogo', no respondería a la realidad. Si lo centro en un aspecto de mi actividad profesional, ofrezco sólo una cara... Bien, todos los usos son aceptables teniendo en cuenta que es gratis y que podemos dejar de seguir a quien no interese... Aunque, y en esto sí coincido, aunque todos sean aceptables, no todos valen lo mismo. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que todos debamos opinar de todo..¿pero de algo más que de lo que vendemos y en el soporte que forma parte de nuestra venta?..O no (Chuck Norris me libre de pontificar) pero entonces limitemos un poco las recomendaciones dirigidas a otros sobre riqueza de la comunicación, conversación, transparencia, humanización, autocrítica, y tal..Digo

      Eliminar
  30. Este post y todos los comentarios añadidos deberían posicionarse en las primeras posiciones de San Google y ser de obligada lectura para cualquiera que quisiera contratar un curso de Community Management, meterse en este mundillo o intentar buscarse la vida en un sector que aparentemente es la panacea y que se está vendiendo sin pudor como la gran solución a todos los problemas. Chapó. Al autor y a los comentaristas. Fdo: @CentralDIdeas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si el post es para tanto pero los comentarios seguro. gracias

      Eliminar
  31. Viene bien un poco de agitación entre siesta y siesta. Me parece muy acertada tu crítica. Se ve que en el caso de ciertos gurus tienen anulada la función de las neuronas espejo y no sienten ni padecen, sólo piensan en su marca personal y en cuánto le van a sacar al próximo cliente que no sabe que con Mr Google puede aprender todo lo que necesite.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso de las neuronas espejo..es que se pierden con la ingesta de ginebra en el gintonic de autor :-)

      Eliminar
  32. Hola!

    Me sumo al "bravo", con dos matices.

    Sobre lo de conocer a Charlene Li, tampoco me parece cosa del otro mundo, cuando su charla en Expomanagement del año pasado fue de vendehumos no, de tomar el pelo. Y con la campaña de Metro Madrid... bueno, mejor no opino, porque seguro que no fue un cliente fácil y no todo está en el comunicador. Ya sabemos que el cliente manda por encima de todo.

    Y lo de hacer estudios: ¿por qué no? No digo aleccionar ni escribir "las 10 claves del éxito", obviamente. Todos estamos ya saturados de los 5, 11 o 31 blabla (y creo que prácticamente todos hemos escrito algún post al respecto). Pero un estudio, sea del sector o ámbito que sea, a mí personal y profesionalmente sí me aporta. Vamos, como las estadísticas de toda la vida.

    En cualquier caso, estoy más que de acuerdo con el trasfondo del post. Y especialmente en que el tiempo lo pone todo en su sitio.
    Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, si eso digo: que Charlene li ha tenido tanto éxito que ya realidad de lo contaba (y cuenta) empieza a ir por delante de ella. En cuanto a las listas, pues claro que son útiles aunque empiezan a ser una pesadilla..como las infografías o, peor, las fotos de las comilonas de algunos en facebook. Un género en sí mismo.

      Eliminar
    2. David, entonces estamos de acuerdo también en eso: listas no, por favor!

      Aunque lo de las comilonas, es justamente lo que nos hace más humanos, no? Entono el mea culpa por compartir fotos en Instagram, Facebook o donde sea. Seguro que seguiré haciéndolo ;).

      Pero, vamos, para eso está la opción de seguir o no seguir. A lo mejor es que nos hemos visto arrastrados por el fenómeno y hemos perdido el ojo crítico a la hora de elegir. Y ensalzamos a cualquiera que tenga Xmil fans/followers. Creamos dioses de barro rapidito y, sin conocerles (ni tampoco su trabajo), les llamamos "crack" y les recomendamos...

      Por cierto, cuando digo "todos hemos escrito algún post al respecto", quiero decir en contra... Creo que no me expliqué bien.

      Gracias por contestar tan rápido. Y sobre todo por escribir el post (y aguantar el aluvión de comentarios).
      Saludos!

      Eliminar
    3. Lo de los comentarios se agradece. Además por ahora nadie me ha insultado: lo cual significa que el mundo 2.0 es muy educado o que nadie se reconoce como gurú en este plan :-)

      Eliminar
  33. Hola David

    Coincido contigo en muchos aspectos. Es cierto que hay "determinados gurus" que tienen mucho de "determinado" y poco de "guru", pero creo que a ello hemos contribuido todos (incluida yo misma) ensalzando las virtudes del 2.0 desde hace años. Hay gente que ha llegado más tarde y todavía está la fase de ensalce y consejos, cuando el resto nos hemos situado en lo que tenía que llegar, la dimensión del real del proceso.

    Por otro lado, si me admites la crítica constructiva, creo que hay un punto demagógico en tu discurso cuando hablas de "la enésima actualización de no sé qué programilla para su smartphone es más tuiteable que el número de familias españolas que se enfrentan a la pobreza cara a cara tras haber vivido “por encima de sus posibilidades”. Creo que esto es mezclar, como se dice vulgarmente, "churras con merinas" y que no viene al caso, ya que evidentemente el tema de la crisis es mil veces más importante.

    En fin, espero que no te moleste, simplemente creo que el post viene muy bien y dices unas cuantas verdades, pero el final, en mi humilde opinión, sobra.

    En cualquier caso, gracias por todo y por animar agosto :-)

    Un abrazo
    Maribel

    ResponderEliminar
  34. Gracias Maribel. Y especialmente por tu crítica que cuestiona y, por tanto, enriquece el texto. Ese pasaje en concreto obedece a mi actividad en favor de la educación pública y mi frustración al ver como mientras algunos defendíamos la educación de nuestros hijos en la calle, otros hablaban de una educación que, por el momento, no existe ni se la espera, por lo menos para una mayoría. Eso me interesa como tendencia, pero me faltó un poco de compromiso con lo que sucedía ynestá sucediendo en nuestra realidad más próxima.

    ResponderEliminar
  35. Sigo, perdona: como ves, lo anterior es algo muy personal pero de eso hablo precisamente, de reconocernos como personas..Y, si puedo elegir, prefiero ciudadanos. Un abrazo y gracias de nuevo.

    ResponderEliminar
  36. Por cierto. Sólo hay un levíííííííísimo matiz con el que no estoy de acuerdo. Lo del "desierto de Google+". Hay muchas y muy poderosas razones para no tomarlo como tal. Al menos eso dicen mis fuentes ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo la verdad es que no lo cuido nada, abrí el perfil y hasta hoy :-(

      Eliminar
    2. Pues investiga, investiga. Te mando un enlace por Twitter, como los gurús xDD

      Eliminar
  37. De verdad, harta estoy de oír que si estallará o no la burbuja del Social Media, de guruses (pasadme el término) y vendedores de humos varios, que también los hay.
    Como todo en la vida se trata de aplicar el sentido común. De comunicar correctamente. Y sí, las redes y medios sociales son personas hablando con personas, al margen de asociaciones y grupos de facebook varios.
    La comunicación es y será algo esencial, cambian únicamente los canales para ellos, y afortunadamente hoy es bidireccional.Algunos de los que trabajamos en ésto lo hacemos de forma seria, honesta y consecuente. Es un trabajo, nuestro trabajo. Y también estamos hartos de que se cuestione a los nuevos canales de comunicación que son las redes y medios sociales, cuando en realidad realzan el poder de la conversación, la permiten, y la hacen fluída. Como en todo, gurus haberlos haylos, pero esto es "extrapolable" a cualquier otro sector. Gracias David, por la paciencia. Los profesionales de SM, somos ambas cosas: personas y ciudadanos.
    Lola

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por tu comentario. me quedo con que somos personas y ciudadanos.

      Eliminar
  38. el humo que desprende internet con los proveedores de servicios,tiempo al tiempo será la siguiente burbuja que reventará.....

    ResponderEliminar
  39. Aunque me incorporo tarde al debate... creo que se entremezclan dos temas: el de los gurús (que proclaman que la web 2.0 es conversación mientras que ellos solamente hablan de sí mismos y consigo mismos) y el de la opinión. En la primera parte tienes razón, en la segunda estoy más con Nacho del Castillo. No suelo dar mi opinión en las redes sociales, aunque sí procuro conversar en aquellos debates en los que creo que pueda tener algo qué decir
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Arantxa. Pero tú no eres apóstol ("¿apóstola"? ;-) de, por ejemplo, la humanización de las empresas en la red, de la transparencia, de las caras, de lo ojos. Me parece un mensaje incongruente que ellos, que tanta humanidad piden en otros, se muestren tan poco humanos.

      Nacho da opinión sobre un sector, el de las telecomunicaciones, en el que desarrolla su labor y fundamental para el progreso. Su blog está lleno de opiniones incluso con calado político porque afectan a decisiones políticas/regulatorias o aportan su visión sobre la configuración de un mercado o de un futuro.

      Tú misma tienes un blog lleno de opinión sobre el periodismo, y en tu TL he leído esto sobre conciliación laboral:

      Conciliación Real Ya ‏@Conciliacion_RY

      No deja de maravillarnos: La eurodiputada Licia Ronzulli reivindica la conciliación llevando a su hija al pleno http://www.teinteresa.es/politica/eurodiputada-Licia-Ronzulli-pequena-Estrasburgo_0_608940181.html …

      20 dic Arantxa Herranz Arantxa Herranz ‏@aherranz

      @conciliacion_ry El día que también ellos tengan gestos como éste, todos ganaremos mucho

      No seamos modestos con nuestra capacidad para opinar y generar opinión.

      En todo caso, ninguno de nosotros somos gurús..esos gurús de lo humano (si es en otros) pero no de lo divino (por si se molesta algún ateo como yo). Junto a ellos, seguro que como yo sigues a gente en la red que sabe mucho de su ámbito profesional y además comparte información sobre otras cuestiones e incluso opina sobre ellas..Yo creo que no pasa nada y es sano. A mí esa gente me "fideliza" más.

      Dicho eso, cada uno puede -faltaría más hacer lo que le da en gana. Y si le pagan por ello pues bien para él, que está la cosa muy achuchada. Personalmente, creo que si queremos salir de ésta debemos intentar ser más abiertos, quitarnos máscaras, propiciar debates, intercambiar ideas. Porque sobre todo hay incertidumbre..y en lo social 2.0 ni te cuento .-)

      Eliminar
    2. Es evidente que incluso en cada post o comentario subyace alguna opinión; no en vano, en cuanto catalogas de "interesante", recomendable o cualquier otro adjetivo, ya estás opinando. Incluso cuando retuiteas, opinas. Y, como te pasa a ti, quizá hay temas que nos tocan más la fibra sensible (educación en tu caso, conciliación en la mía) y somos más activos...
      En cualquier caso, como tú bien dices, no pretendo ser evangelizadora ni gurú de nada. Más bien al contrario: conocer otros puntos de vista, aprender y enriquecerme con ellos, como con este debate que has abierto

      Eliminar
  40. Me ha gustado,siempre se agradece que algunos llamen a las cosas por su nombre .Gracias










    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias es el nombre que hay que dar a esta cosa que es el agradecimiento :-)

      Eliminar
  41. Me ha gustado mucho el artículo. Muy bien escrito, un acierto en el fondo y en la forma, pero echo de menos algo que hace que una crítica constructiva y valiente pueda ser confundida con un rant del montón: el hecho de no citar nombres, de no enlazar artículos o tweets concretos.

    Precisamente por la crisis que vivimos, es más necesario que nunca cambiar las cosas. Gritar en nuestro blog no es mucho más efectivo que "predicar en el desierto de Google+". Dar nuestra opinión sobre algo sin aportar ningún dato en concreto, nos iguala a esos gurús de los que todos renegamos.

    Al menos en mi caso, si no soy capaz de hacer una crítica constructiva, prefiero guardármela para mi. Hay gente increíble haciendo cosas increíbles en este país! ¿Para que perder el tiempo criticando a otros en vez de hablar de ellos?

    Un abrazo.
    David

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Gracias David. Tienes mucha razón en lo que dices: no hay referencias concretas en esta caricatura que agrupa distintos perfiles de personajes que nos podemos encontrar en nuestro TL. Y es porque prefiero -quizás equivocadamente- que esto sea sólo una llamada de atención para que cada uno haga la criba que estime oportuna, en un entorno muy proclive a asumir verdades y jerarquías dejando a un lado el espíritu crítico. Y no sólo en el mundo 2.0 que quizás sea lo menos importante.

      Más allá de eso, cada uno es libre de ganarse la vida como quiera..siempre que alguien le pague (le siga, le tenga en cuenta, le..) por ello somos nosotros los que debemos tener una actitud crítica ante los falsos gurús porque somos nosotros los que les reconocemos como tales.

      Quizás en este escrito yo me haya comportado como uno de ellos, en la versión "anti".O quizás este escrito, gracias a tu comentario, cobre su dimensión real que es la de cuestionarnos a nosotros mismos como seguidores de la nada. Y te lo agradezco.

      Algo estará pasando cuando este escrito ha tenido ya cerca de 5.500 visualizaciones, en un blog tan personal como es éste. Quizás hace falta sacudirnos un poco la modorra y el texto haya contribuido a ello. Con eso me daría por satisfecho.

      De nuevo, muchisimas gracias por tu comentario en el que sí has demostrado ser capaz de hacer críticas muy constructivas.

      Abrazos
      David

      Eliminar
    3. A lo mejor te parece una tontería, pero por proponer algo en concreto, yo tengo una lista de "followbackers" -ya sabes, esos gurús del Social Media" que te siguen sólo para que tú les sigas y, si no lo haces, te dejan de seguir- en Twitter:

      https://twitter.com/#!/david_bonilla/followbackers

      Como puedes ver, lo que hay dentro es canela fina... ^_^

      Eliminar
  42. Acabo de caer en la cuenta de que no me sigues y yo a ti sí. UNFOLLOW YA :-)))

    ResponderEliminar
  43. Lo sé, soy un anticuado, un clásico, un nostálgico de los culibres en vaso de tubo, de los licores de puticlú.

    Pero ponerle pepino a un gintonic es de gilipollas esféricos. La ginebra, si es buena, ya tiene suficientes aromas botánicos como para matarlos o realzarlos con ninguna otra cosa. Los pepinos... para que te den por donde amargan.

    Y en cuanto a los gurús del vaporware..... bueno, desaparecerán como lágrimas en la lluvia cuando las empresas cliente empiecen a pedir cuentas de rendimiento por inversión. Es curioso que hace unos años, cuando esta moda empezó, preguntarles a alguno de estos por el ROI les daba sarpullido. Ahora simplemente les oyes decir que "es que no estamos ahí para eso".

    Ni puta idea. Las redes son la versión moderna, normal y natural de las Relaciones Públicas de siempre. Hay cosas que, si las hay que explicar es que no se entenderán en la vida.

    Ya lo decía Manquiña en Airbag: el conceto es el conceto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PLAS,PLAS,PLAS...(aplauso digital). Grande. Gracias Miguel. (aunque has citado los botánicos, con lo que demuestras una peligrosa atracción por el mundo del gintonic :-) Ojo que no vaya a más

      Eliminar
  44. Lo bueno de ser el comentario número 70 es que nadie te leerá. No importa lo que pongas. Así que puedo decir lo que me dé la gana ¡Qué bien!

    David, gran post. Emergido desde las vísceras. Por eso sólo te pueden hacer hacen matizaciones emanadas del intelecto. Ponemos cara a esos gurús (o aunque sea un avatar) ¿verdad?. Yo he tuiteado esas cosas y yo me he tomado esos gintonics ¡Para qué negarlo! Pero afortunadamente me gusta más mi timeline de twitter ahora que hace un tiempo y me voy pasando un poco más al Instagram, que es más relajante. Además: estoy un poco en plan "back to güisqui" (¡el Jameson, que está de muerte!)

    ¿Los que viven pegados a su Klout son unos pringaos? Sí. Pero que Facebook puede ser mucho más desierto que Google+ para según qué temas ¡También!

    Lo del App Vs la Educación: estoy de acuerdo. Tú denuncia todo lo que consideres adecuado, pero no nos bajes la moral, que eso lleva a la atonía y a la inactividad. Arénganos, mi César, que es más efectivo ;)

    Y lo más importante ¿Cuándo quedamos a comer? Que en julio dijimos que ya tocaba, majete...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coñe, pues claro que lo hemos hecho todos! Quien esté libre de culpa que tire la primera rodaja de pepino. Los botánicos siempre pensé que eran las personas dedicadas a la botánica hasta que un camarero dedicó media hora a explicarme por qué me iba a cobrar un pastón por un pelotazo :-)

      Eliminar
  45. Estoy muy de acuerdo con el post, si rascas un poco, si preguntas algo un poco más enrevesado, si vas un poco más allá de la superficialidad.. descubres que algunos viven- y muy bien - de sus marcas personales, pero que no comparten, y además no aportan. Al final sólo nos queda el sentido común...
    Te dejo esta conclusión después de haber hecho recientemente un curso de CM por cierto bien valorado: el 80% de los casos contados por CM en situaciones de "crisis" en redes sociales optó por la vía del "no hacer nada" y dejarlo pasar... eso nos lo dice todo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madre mía, vaya curso que hay por ahí..Gracias Paula

      Eliminar
  46. Para terminar de hacer amigos, hoy toca poner (nos) a los antigurús frente al espejo :-) http://www.davidmartinezpr.com/2012/08/la-viga-en-el-ojo-de-nuestro-avatar.html . Saludos

    ResponderEliminar
  47. La burbuja del Social Media estallara, y antes de lo que muchos piensan. Internet a echo mucho daño debido a que a creado muchos "expertos" de todo y que no tienen idea de nada.
    La burbuja estallara, sino tiempo al tiempo

    ResponderEliminar