sábado, 14 de mayo de 2016

Un filósofo que no sabe alicatar un baño
no puede entender el mundo, 
un albañil que no conoce a Kant pone los azulejos torcidos 

No hay comentarios:

Publicar un comentario