miércoles, 30 de abril de 2014

La simpática chispa que incendia las redes

Me ha gustado el reportaje escrito por Elena Mengual para El Mundo en el que aborda la espinosa cuestión del uso del sentido del humor en perfiles sociales corporativos. A menudo, el uso de chistes en las redes es la chispa que desencadena un "incendio" que pone en solfa las estrategias de comunicación de esos perfiles, gestionados por profesionales con mucha...chispa. 

Tal como señalo en el texto, si no aporta más valor que un puntual "trending topic", poca utilidad tiene el chiste en las redes, a no ser que el perfil sea el del Club de la Comedia. Así lo cree también Carlos Fernández Guerra, "community manager" de la cuenta en Twitter de la Policia que, tras la publicación del reportaje, me comentó en dicha red social que: "No pretendo ser gracioso, sino impactar, llamar la atención para concienciar".

Os recomiendo la lectura completa del reportaje (click en la imagen) porque creo que es interesante y -¿cómo no?- divertido.

http://www.elmundo.es/blogs/elmundo/enredados/2014/04/30/la-moda-del-community-manager-gracioso.html


2 comentarios:

  1. Objetivos, objetivos, objetivos... Más de una vez, en esas cosas que se hacían antiguamente llamadas "entrevistas de trabajo", me han preguntado "describe una estrategia en comunicación digital exitosa"...

    Y la verdad, siempre contesto lo mismo porque así lo creo. "Cada estrategia es única e irrepetible, lo que cada empresa u organización debe hacer es configurar unos objetivos y conseguirlos".

    Con todo esto qué vengo a decir que todas estas "estrategias" de los respectivos CM, graciosas o no graciosas, siempre serán válidas si cumplen los objetivos, como indica @Policia. Es decir, ser gracioso porque sí, o porque a otros le funciona es una "chorrada" bastante regulera.

    Como en todo este jaleo, estamos empezando y cada uno deberá definirse, porque al final no hay espacio para tantas "estrategias" iguales.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Raúl..A veces se confunde el destino con el camino y eso es bonito para hacer turismo y explorar nuevos paisajes, pero en comunicación no suele funcionar. por eso me gustó la aportación de Carlos al artículo de El Mundo.

    ResponderEliminar