martes, 10 de diciembre de 2013

Reputación digital para ser el friki de la fiesta



Abundan los que se sumergen con entusiasmo en las redes buscando algo en el mundo off line (trabajo, clientes, incluso sexo analógico…) y, cuando lo encuentran, abandonan o limitan su presencia digital porque, ¿para qué seguir exponiendo la mercancía en el escaparate cuando ya se ha vendido?.

Por el camino han acumulado followers, han impartido conferencias sobre gamificación o Big data, han escrito en sus blogs panegíricos dedicados a Facebook, Google + o Twitter..Todo ello con la esperanza de ser invitados a un programa de televisión –ese viejo electrodoméstico- para debatir, con gesto serio, sobre el conocimiento compartido en las redes, las revoluciones 2.0 y cosas así.  Se trata de dar forma a eso que se llama marca personal digital.

Pero solo en contados casos tanto esfuerzo se ve recompensado con el éxito, ya sea en la televisión, en forma de contrato con una editorial para publicar un libro de papel, una columna de opinión en un periódico, un nuevo cliente para la recién nacida agencia de marketing digital o un trabajo bien pagado como community manager –mejor, Director de estrategia de medios sociales- en una gran empresa.

El resto, la inmensa mayoría de ese 1% de usuarios que participa de forma intensiva en las redes, seguirá aportando contenidos gratuitos a plataformas de las multinacionales más guays con la humilde esperanza de que, en el próximo evento relacionado con el “social media”, algún gurú retuitee alguno de sus agudos comentarios para aumentar el número de followers.

Y puede que alguno lo consiga y eso contribuya a posicionarle como experto digital y creerá que eso justifica las muchas horas hurtadas a su vida analógica, quizás a su familia y amigos. Pero la realidad caerá sobre él como un cubo de agua fría cuando, en una evento profesional, entre copas de vino español y lonchas de jamón ibérico, un directivo sin presencia en la red pero con una saneada cuenta corriente  le espete, con gesto de suficiencia: “Ah, tú eres el tuitero”. Algo que ese directivo sabrá porque alguno de sus “chavales de las redes” se lo habrá contado en un pasillo.

Y entonces, nuestro perplejo devoto de las redes sociales entenderá para qué sirve, en el mundo real, su sólida reputación digital: para ser el friki de todas las fiestas, el tonto necesario en esa economía basada en gilipollas, que B.J. Mendelson describió como aquella en la que profesionales del marketing, medios de comunicación y demás empaquetan y venden charlatanería nociva para fomentar sus intereses.

O puede que las líneas anteriores hayan sido dictadas por el cinismo y la melancolía que distingue a mi vejez incipiente, que lo digital haya dejado de ser ese futuro que nunca llegaba y sea un hoy estimulante, fruto y simiente de innovación. ¿Quién sabe?. Yo, desde luego, no.

Finalizo este post con el texto que aparece en la contraportada de "La trampa de las redes sociales", la versión española del libro de B.J. Mendelson que ha servido como punto de partida a esta reflexión: "Twitter, Facebook y Youtube son sólo plataformas. No son ni buenas ni malas, ni útiles ni inútiles. Sin embargo, hemos permitido que algunos personajes avariciosos crearan un mito que dice que todo lo que necesitas es utilizar las redes sociales y así todos tus sueños se harán realidad. Mientras tanto, estos gurúes y sus compañías se llenan los bolsillos propagando el mito". Tengan cuidado ahí fuera, huyan de trileros 2.0 y aprovechen, con naturalidad y sentido común, todo lo bueno que aportan las redes.


Actualización: El Confidencial ha tenido a bien replicar este post con un título más llamativo, desde luego: "El Don Nadie de Twitter es necesario para mantener un modelo basado en gilipollas".  

 

15 comentarios:

  1. Hoy he visto a mi madre utilizar Facebook para poner a caldo a una tienda de saneamientos con la que ha tenido un problema. Esto es algo más grande y es para siempre. Más les vale a esos directivos de los que hablas tener más de 55.años.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, es que esos directivos son demasiado jóvenes e inconscientes..

      Eliminar
  2. Muy acertado todo... Y totalmente de acuerdo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que corra la cervezaaaaaaaaa...¡Raúl de acuerdo al 100%! :-)

      Eliminar
  3. Es que el social media, las redes sociales y en general los que estamos aquí, somos un microsegmento de la población. Pero es lo que viene y alguien tiene que abrir camino (es lo que tiene ser friki y aventurero). Que sepas que para cuando las redes se hayan extendido, la gestión de las empresas, instituciones, colegios, etc. funcionen en la nube como algo habitual, ya no estaremos aquí. Nos mirarán como al abuelo cebolleta que da la paliza con que "si es que lo vengo diciendo"... Para entonces, estaremos probando otros mundos y las redes sociales nos parecerán el Paleolítico.

    ResponderEliminar
  4. Al final esto es un medio, que ha venido para quedarse... Todavía hay quien cree que esto es el "futuro" y se las da de consultor, cuando realmente es el presente y las generaciones de clientes actuales empiezan a demandar de forma natural servicios por esos medios, el que no lo vea, tiene un problema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Gracias Manuel, yo es que ando en la incertidumbre, solo sé que Aristóteles no sabe nada :-)

      Eliminar
    3. Esta claro! aqui estamos para aprender :) ensayo error, pero en mi opinión si miramos al alrededor. Mucho gurú y pocas nueces. A la hora de la verdad los que hacen verdaderos momentos en estos medios, pasan desapercibidos.

      Eliminar
  5. La verdad, David, aunque suelo estar bastante de acuerdo contigo, este no es el caso. Tu post parece escrito desde la comodidad de quien cuenta con un trabajo fijo, y encuentro que menosprecia a los que andamos buscándonos las lentejas aportando continuamente nuestro granito de arenas en las redes sociales. ¿Qué quieres que hagamos? ¿Nos callamos ante la perspectiva de que un directivo nos menosprecie? Servidor lleva ya un cuarto de siglo escribiendo artículos y libros sobre temas muy variados, y creo que esa experiencia debe contar un poco a la hora de entrar a analizar y escribir sobre comunicación y redes sociales. Si eso me convierte en el tonto o el friki de la fiesta, qué quieres que te diga..: me da un poco igual, yo sé quién soy, y espero que en la fiesta, al menos, haya cerveza gratis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de la cerveza, siempre. No, en serio, este post no va tanto dedicado a quien se busca la vida (cada uno lo hace como puede, y nada es fijo amigo mío) como para los que difunden la idea de que eso es sencillo y está alcance de todos por el solo hecho de tener perfil en tuiter. Eso es mentira. Y más en un entorno que sigue presentando blancas manchas de caspa sobre sus hombros y en el que a veces me da la sensación de que posicionarse en el mundo digital es como no posicionarse en absoluto. Porque, a pesar de los (mis) pesares, las decisiones se siguen tomando desde el ámbito analógico y ya empieza a ser demasiado lento el cambio...No puedo despreciar en ningún caso a los usuarios de las redes porque aquí me tienes. Aunque bien es cierto que a veces soy bastante despreciable. Abrazos Vicente.

      Eliminar
    2. Entonces, me temo que te estás refiriendo a la categoría que yo siempre he definido como los sobraos digitales. Y digo me temo, porque eso significa que me has pisado un post que pensaba escribir yo. Leñe. En todo caso, el mundo digital es útil, y es útil mostrarse activo en él, aunque creo que nunca hay que llegar a sacar los dos pies del analógico que es, a fin de cuentas, donde vivimos, Abrazo back.

      Eliminar
  6. Ni futuro ni paleolítico. Es lo que hay hoy y tenemos que saber utilizarlo y aprovecharlo de la mejor manera posible, como ha pasado a lo largo de la historia con todos los canales de comunicación y difusión, desde las cuales se han lanzado importantes mensajes. La clave ahora es que estas nuevas herramientas nos permiten conversar, todos podemos hablar y opinar sobre lo que nos rodea.

    Aquellos que siguen con la venda en los ojos podrán decir, pero no servirá de mucho si no dan opción a respuesta

    El friki digital de la fiesta es bien ;)

    ResponderEliminar