martes, 26 de junio de 2012

Los nostálgicos de Mecano también son “Friends of talent”


Andaba yo molesto con la Fundación Telefónica porque me parecía que estaba vulnerando sus Principios generales de actuación, en los que dice: “Impulsamos la igualdad de oportunidades y tratamos a todas las personas de manera justa e imparcial, sin prejuicios asociados a la ..., edad,...".

A pesar de esta declaración de intenciones, en la invitación a su ciclo de conferencias Friends of talent (así, en inglés, que suena como más 2.0), la Fundación decía que era un evento “no recomendado para mayores de 35 años”, como podéis ver en la imagen que acompaña al texto. Cierto es que, en la página web, la organización se curaba en salud diciendo “sin perder su vocación abierta a todo el público, Friends of talent está especialmente enfocado a jóvenes de entre 18 y 35 años.

Pero ese matiz no era suficiente para restañar mi herido orgullo de cuarentón. No pensaba yo que los ponentes debieran peinar canas, pues no es ésa la inspiración de dicho encuentro, pero lo de marginar a los mayores de 35 años en el disfrute de tanto joven talentoso me parecía un error. Y más en un país en el que tanto trabajador maduro se ha quedado en la calle en los últimos años.

Consideraba que la envidiable trayectoria de jóvenes como el amigo Roberto Carreras o el cineasta Rodrigo Cortés podría inspirar también a personas cuya edad supone una barrera para acceder al mercado laboral. Trabajadores para los que el autoempleo o emprendimiento se presenta como la más plausible salida profesional.

Ya sé que, en los 80, las personas de mi generación llevamos hombreras, nos cardamos el pelo y mezclamos de forma extraña a Hombres G con los Sex Pistols en nuestro “tocata”. Entiendo que, de personas con ese pasado, se pueden esperar pocas alegrías en lo que a talento se refiere. De los anteriores, carne de guateque o humareda psicodélica, aún menos. 

Además, nos encontramos en una edad provecta en la que, hasta al heavy más veterano, se le escapa una lagrimilla nostálgica en cuanto suenan los acordes de “En tu fiesta me colé”, de Mecano, en Onda Melodía. Definitiva prueba de senilidad.

Pero oigan, no nos hagan sentir unos apestados si acudimos a muestras de talento joven. Permítannos disfrutar, en armonía con las nuevas generaciones, de las grandes ideas que los mayores de 35 hemos contribuido a generar con nuestro esfuerzo profesional e intelectual de tantos años. Al fin y al cabo, ya decía el viejo Eugenio d'Ors, que “Todo lo que no es tradición, es plagio”.

Así que, como otras personas, manifesté mi enfado en Twitter y me puse en contacto con José de la Peña, alias @sandopen, Director de Educación y Conocimiento en Red en Fundación Telefónica, mostrándole mi rechazo hacia lo que yo consideraba una desafortunada convocatoria. Éste respondió a los pocos minutos en estos términos.

El reconocimiento del error en nada erosiona la reputación de la Fundación Telefónica y honra a José de la Peña que, además, nos brinda un buen ejemplo de uso adecuado de redes sociales. Por eso, y porque lo cortés no quita lo valiente, lo he querido reflejar en este blog. 

1 comentario:

  1. Hola! Gracias por pasarme el link a este post... no deja de ofender un poco la frase.... y más con los tiempos que corren donde los que tenemos más de 35 años podemos aportar además de el aprendizaje acelerado que hemos tenido en nuevas tecnología toda la experiencia de vida que solo te la da la edad.... Saludos (@rusajoropera

    ResponderEliminar