lunes, 21 de mayo de 2012

Un lector ante la crisis de la prensa (V): Nuevas oportunidades profesionales


El desplazamiento del centro de gravedad de la industria informativa hacia los periodistas y la digitalización de los procesos de mediación, supondría, como ya está sucediendo, un adelgazamiento radical de las estructuras de las empresas informativas.

Pero en la debacle también surgen nuevas oportunidades para los periodistas, cuya especialidad es generar y filtrar contenidos en un entorno en el que éstos son los reyes. Nunca en la historia de la humanidad ha habido tanta información compartida y parece absurdo que, en este contexto, no ocupen un lugar privilegiado estos especialistas.

Profesionales que, por poner un ejemplo, podrían volcar su habilidad en la producción de contenidos de interés para nuevos medios creados por empresas y marcas con el objetivo de llegar a sus mercados de manera directa. Ya, es duro dejar a un lado el sueño de ser la nueva figura del periodismo al estilo Woodward y Bernstein.


Dichas plataformas podrían aportar informaciones propias o relacionadas con el sector de actividad de la empresa, conversaciones, promociones y, en general, cualquier propuesta  que pudiera aportar valor a sus clientes consolidados o potenciales o, más allá, a la sociedad en su conjunto. Se trata de llevar algo más lejos el concepto de responsabilidad social corporativa.

Cierto es que la vocación del periodista no es trabajar para un medio dependiente de una corporación de naturaleza distinta a la empresa periodística tradicional. Pero los accionistas de los medios –muchas veces desconocidos por el gran público- son empresas de distintos sectores (vía participación directa o inversión publicitaria), bancos, grandes fortunas con diversos intereses, etc.

Además, cualquier empresa que se decidiera a emprender un proyecto así con la intención de apuntalar la reputación de su marca e influir en un público más o menos masivo debería tender a un modelo de producción de contenidos similar al de los medios tradicionales en su mejor versión. Esto implicaría la búsqueda de cierto equilibrio entre lo puramente informativo y lo comercial. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario